La guía perfecta para un buen branding

Comunicación
22 de mayo, 2021 Comunicación

La identidad de una empresa es casi tan importante como los productos o servicios que ofrece a su público. Esa será su mejor herramienta para diferenciarse de las otras empresas con las cuales compite por un lugar en el mercado.

De hecho, es más común de lo que puede parecer que tus clientes desarrollen un sentido de fidelidad hacia ti gracias a tu marca. Por eso, el proceso de construcción de ese sello corporativo es tan importante… Es lo que se conoce como Branding.

Tal es la importancia de este proceso, que muchas empresas destinan gran parte de sus recursos a hacer estudios de campo en su desarrollo. ¿Para qué? Para saber qué características quieren ver las personas en una marca y descubrir cómo innovar con respecto a otros.

Este es un tema bastante interesante que no puede faltar a la agenda de ningún apasionado del marketing. ¡Hablemos sobre el Branding!

Impacta en la mente de tus clientes

 

¿Qué es el Branding exactamente?

Concepto de branding

Como la mejor forma de abordar un tema es desde lo más simple a lo más complejo comencemos por responder. ¿Qué es el Branding?
El Branding es un término anglosajón que se traduce al castellano como “construcción de marca”.

Entonces es apropiado decir que es un proceso a través del cual se planifican y diseñan todos los elementos tanto tangibles como intangibles de una marca.

Cuando nos referimos a los tangibles estamos hablando desde el logotipo hasta el estilo tipográfico y los colores corporativos. En esencia es todo lo que los clientes podrán apreciar tanto en medios digitales como impresos. También en los productos.
Y por su parte, los intangibles están representados por los valores de la empresa. Eso incluye sus políticas de calidad, así como, la forma de relacionarse con terceros.

Por tanto, el Branding es la conformación de todo lo que los demás percibirán sobre tu negocio. ¡No puedes alcanzar tus metas comerciales sin pasar por esta fase!

 

Objetivos del Branding

Los objetivos del Branding son bastante claros:

  • Aumentar los niveles de ventas que tu negocio será capaz de concretar. ¿Cómo? A través de la diferenciación. Cuando tu empresa tiene una identidad es mucho más reconocible… Eso para efectos de marketing se traduce como fidelidad. ¡Dinero entrando a tu bolsillo!
  • Resistir mejor a los cambios de dinámica del mercado, así como, a los embates de los competidores. Una marca bien posicionada es mucho más perdurable que una que no lo esté… Por eso debes construirla muy bien para que seas un negocio indestructible.

 

Importancia del Branding

La importancia del Branding es innegable pues es la clave para que los clientes puedan reconocer y fidelizarse con tu marca.
Sin un trabajo de este tipo, es muy probable que tu negocio termine teniendo un paso esporádico por el mercado. ¡Un minuto de fama y adiós! O quizás ni siquiera logres llegar a ese punto. Eso es lo que hace que el Branding sea fundamental.

Por eso, a continuación, te explicamos por medio de los siguientes puntos qué es lo que hace que el Branding de tu negocio sea tan relevante:

  • Estandarizar la imagen de tu negocio en el mercado. Sin embargo, esta es un arma de doble filo… Por eso, es importante que planifiques bien la creación de tu marca.
  • Te sirve de referencia para llevar una estrategia comunicacional eficiente. Con eso podrás potenciar tus relaciones tanto con clientes como proveedores y posibles inversores.
  • Te da credibilidad. Después de todo, desde el punto de vista del cliente, siempre será deseable saber a quién le estás comprando o con quien estarás tratando.

 

Diferencia entre Branding y marca

Branding y marca. Estos son dos conceptos más relacionales de lo que crees. ¿En qué se diferencian? Pues en la fase del proceso de creación.

Podemos decir que el Branding es la causa mientras que la marca es la consecuencia. Dicho de otro modo, el proceso de creación se hace para obtener la identidad. El Branding es el camino para tener una marca consolidada.

 

¿Cómo hacer una estrategia de Branding?

Esperamos que hayas entendido todo hasta ahora. Pero lo que en realidad es importante es que conozcas cómo hacer Branding sin morir en el intento.

Échale un vistazo a estas 7 recomendaciones para desarrollar una estrategia de Branding exitosa:

Análisis de competencia

Debes comenzar por mirar a tu alrededor para ver lo que otras empresas están haciendo. Después de todo, si tienen tiempo en el mercado es porque seguro tienen cierta experiencia.

Así que, no está de más que hagas un estudio de mercado para chequear como tus competidores afrontan los cambios dinámicos del sector. Revisa cuáles son las características de sus marcas y en que se basaron para desarrollarlas.

Sin embargo, aquí tenemos que hacer una puntualización muy importante. ¡No se trata de plagiar las ideas de otros! Nada más alejado de la realidad… Revisa cuales son los criterios que rigen en tu mercado e incluso puedes tomar inspiración pero nunca debes copiar. ¡Eso solo te conducirá al fracaso!

Crear una propuesta de valor

Gracias al paso anterior ya tendrás el panorama completo de los intereses de tu público objetivo. Al mismo tiempo, habrás aprendido a reconocer que estrategias de Branding han aplicado otras empresas para satisfacer esas necesidades.

Piensa que todas esas referencias tienen un rol ventajoso con respecto a los otros. ¡Así que no te limites a ser igual que ellos! Debes buscar superarlos mediante una propuesta de valor que capte a todos los potenciales clientes.

Si otras empresas ofrecen una solución a un problema. ¡Busca tú una solución mucho más avanzada que las existentes! Y transmite esa propuesta de valor por medio del desarrollo de tu marca. Haz que todos noten porque eres la mejor opción.

Establece tu Buyer Persona ideal

Otra fase fundamental, sin la cual tu plan de creación de marca sería infructuoso, es el de determinar las características de tu público.

¡Pero espera un momento y no te asustes! Sabemos que es casi imposible realizar una estrategia de Branding de acuerdo a todos y cada uno de tus clientes potenciales. Por eso, debes crear lo que en el mundo del marketing se conoce como “Buyer Persona”.

¿De qué trata? Simple: Es la idealización de las características de todas las personas que te entregan sus datos. Para ello, se aplican formularios en los cuales solicitas información muy variada; desde los intereses de tu audiencia hasta sus datos demográficos.

Luego te debes ocupar de procesar todo eso para detectar esas cualidades repetitivas en las cuales todas coinciden. ¡Y en función de ellas es que deberás formular tu marca!

Fijar un Storytelling

¿Qué es lo que te impulsó a crear una marca? Expresa esas ideas a través de un gran Storytelling que sea capaz de cautivar a tu audiencia.

Cuéntales cuáles son tus motivaciones o cómo quieres cambiar el mundo a través de tus productos. ¿Por qué piensas que serás el mejor? ¿Por qué crees que deben elegirte a ti por encima de otras opciones en el mercado? No basta con afirmar que eres superior y ya. ¡Nada de eso! Convéncelos mediante una historia sobre la cual se apoya todo tu Branding.

Branding y marca

Crea el nombre de tu marca

Es momento del “naming” esa denominación comercial por medio de la cual todos te reconocerán. Será ese nombre que estará impreso en tus productos y que también podrán ver tus clientes en todas tus plataformas digitales.

Intenta buscar un nombre que identifique los valores de tu marca pero que al mismo tiempo sea atemporal. Tampoco lo hagas muy complejo para que puedan recordarse con facilidad.

Crea la imagen de la marca

Ahora es momento de empoderar a tu equipo creativo para que sean ellos quienes se encarguen de representar a tu marca a nivel gráfico.

Todo eso incluye desde un buen logotipo hasta los colores corporativos que se plasmarán en todos los recursos de tu empresa. También deberán seleccionar el tipo de letras que utilizarás en tus comunicaciones escritas. ¡Y mucho más!

Selecciona los canales de comunicación correctos

Por último, pero no menos importante, debes estructurar los medios que utilizarás para comunicarte con todas las personas a las que les interesas. Y no estamos hablando solo de potenciales clientes o compradores ya formalizados.

Esto también incluye a aliados comerciales así como proveedores o inversionistas. ¡Incluso también a tus empleados y demás personas que conforman tu empresa! Para cada uno de esos casos deberás manejar una línea comunicacional bastante definida… Y que por supuesto deberá alinearse a los valores de tu organización.


¡Y hasta aquí todo lo que tenemos para contarte sobre el proceso de creación de marca!

¿Te pareció interesante este contenido? Si es así entonces compártelo con tus amigos y déjanos tus opiniones o aportes en la caja de comentarios. ¡Nos encantará leer lo que tienes para decir!

Antes de irte te invitamos a revisar todo el contenido que tenemos en nuestro blog. Aquí encontrarás todo lo necesario para potenciar tu marca al máximo posible.

⚪  Hacemos despegar tu marca

 

Valora este post
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Si esto te ha interesado quizás te interesen estos artículos relacionados

Visibilidad de tu empresa en internet, imprescindible

Redes sociales y cómo exprimirlas al máximo

Publicidad: qué es, para qué sirve…