Importancia de la imagen corporativa: Destaca en tu sector

Marketing
09 de noviembre, 2020 Marketing

La imagen corporativa también conocida por algunos como imagen empresarial es la cara de tu negocio ante un público objetivo. Es tu tarjeta de presentación. Recuerda que después de todo, una imagen vale más que mil palabras.

Siempre que nace una nueva empresa o emprendimiento se quiere transmitir una imagen profesional, o una imagen corporativa un poco más distendida. ¿De qué depende eso? De la personalidad de tu negocio.

Dentro del mundo competitivo no pueden existir dos empresas que compartan una misma imagen corporativa. ¡Debes crear tu propia identidad!

En esencia la importancia de la imagen corporativa se explica a partir de la necesidad de que los potenciales compradores te reconozcan. Que con tan sólo ver dos colores juntos o echarle un vistazo rápido a tu tipografía ya sepan que se trata de ti.

Entonces. ¿Para qué sirve la identidad corporativa? Pues muy simple. Recuerda que hoy en día, debido a la globalización de los mercados, la oferta disponible es abismal. Además, las personas suelen disponer de poco tiempo. Por eso debes tener una imagen corporativa impactante para captar su interés al primer tiempo.

Sin embargo, debes pensarlo dos veces al momento de elaborar tu imagen corporativa porque será la forma como te expones antes los clientes. También ante proveedores o aliados comerciales.

Además, cuando una empresa cambia de forma frecuentemente, su imagen corporativa termina por perder el reconocimiento del público. Para que no caigas en eso, en este artículo  te explicamos todo lo que tienes que saber. ¡No pierdas detalle!

Haz que destaque tu imagen corporativa con Pull Comunicación

 

¿Qué es la imagen corporativa y para qué sirve?

Respondamos a la pregunta. ¿Qué es imagen corporativa? En primera instancia, al escuchar ese término, se te puede venir a la cabeza un logotipo atractivo y un eslogan pegajoso. Es cierto que esos elementos van incluidos dentro la identidad de tu negocio. ¡Pero va mucho más allá!

La imagen corporativa es un concepto amplio que involucra desde factores visuales, como los mencionados, hasta la forma como te relacionas con tu público.

Un buen ejemplo es el de McDonald’s, que tiene una imagen corporativa muy concreta. Su logotipo es sencillo de reconocer y donde quieras que veas una combinación entre rojo y amarillo rememorarás su producto. Además, su eslogan, “I’m lovin’it”, es corto pero capaz de reflejar de forma concisa lo que la empresa quiere transmitir.

Pero como ya te mencionamos, cada empresa debe imprimir su propio sello de identidad. McDonald’s no puede tener el mismo estilo de comunicación que Rolex o Samsung. Sus estilos son diferentes en consonancia con los productos que ofrecen y el público al que se dirigen.

No es recomendable designar a terceros la responsabilidad entera de desarrollar tu imagen corporativa. Si bien es cierto que existen expertos que te podrán echar una mano, siempre será necesaria tu participación, aportando ideas o ideas claves. ¡Después de todo, nadie conoce tu negocio más que tú mismo!

Ten en cuenta que, hoy en día todas las empresas deben tener presencia en Internet. Por tanto, se hace necesario tener una imagen corporativa atrayente. Desde la página web hasta tu perfil en redes sociales, deberán estar empapados de los recursos gráficos de tu imagen corporativa.

 

diseno-imagen-corporativa

¿Cómo hacer tu imagen corporativa?

Para hacer la imagen corporativa de una empresa debes tener en cuenta una serie de principios básicos. A continuación, te hablamos un poco sobre ellos:

La historia de tu marca

El diseño de identidad corporativa debe iniciar por un reconocimiento de la propia historia de la empresa. No puedes escoger una combinación de colores o la simbología de tu logotipo de forma aleatoria. Para que tu imagen corporativa sea representativa, es preciso que mires atrás y distingas los rasgos más característicos que han influenciado tu emprendimiento.

De esta forma, podrás formular una imagen corporativa que se proyecte hacia el futuro con sustento en el pasado.

Te aseguramos que cuando contemplas tu historia como parte del proceso todo será más sencillo. Cada una de las decisiones que tomes de ese momento en adelante llevará la misma línea, hasta poco a poco fortalecer una identidad sólida.

Al mismo tiempo es propicio atender a tu historia para evitar las modas. Muchas veces pueden influenciarte por los colores o las tipografías del momento. ¡Las modas son pasajeras! Lo mejor es lograr una imagen corporativa atemporal.

 

Nombre de tu marca

El nombre de la marca o lo que se conoce dentro del mundo de mercadeo como “Naming”, sin duda alguna, es el elemento más importante de todos. Tiene un impacto tanto verbal como visual.

Es importante que el nombre de tu marca sea distintivo y acorde con tu historia. Evita esas denominaciones muy específicas que sólo terminarán por confundir a tu audiencia.

Para elaborar el naming ideal, es necesario que tengas una mentalidad estratégica: piensa en el alcance de tu negocio, en el público al que te diriges. Pero también pregúntate: ¿el nombre que tengo en mente puede perder efectividad con el paso del tiempo?

Lo mejor es que recurras a expertos en marketing y lingüística para que te ayuden en el proceso ¡Es una decisión que tienes que puedes tomar sólo una vez!

 

Paleta de colores

La identidad de tu negocio cobrará mucha más fuerza cuando la acompañas de una combinación de colores distintiva que uses en todos los medios, tanto impresos como digitales. Por supuesto, deben presentarse en tu logotipo, pero también en tus anuncios, banners… ¡Cuando decimos todo es porque es todo!

En este punto, sería positivo que recibas ayuda de diseñadores gráficos que sepan aconsejarte en tal selección. Debes cuidar que los colores sean complementarios dentro de la escala cromática y que transmitan lo que tu empresa quiere ser.

Recuerda que cada color evoca una emoción diferente en las personas. Desde el rojo que inspira agresividad, hasta el amarillo que produce una sensación de optimismo. ¡Hay mucho lugar para la creatividad!

La paleta de colores debe funcionar de forma sutil, aunque tampoco debe ser una imposición. No todas las fotos del feed de tu Instagram o publicidades deben suscribirse a esas tonalidades. Pero sí deben estar presentes, aunque sea de forma ligera.

 

Logotipo

Este es un punto crítico porque tu logotipo no es una imagen más. ¡Tu logotipo corporativo representará a tu negocio por mucho tiempo!

imagen-corporativa-empresarial

Hoy en día las personas están expuestas a mucha información tanto en el mundo de las redes como en el presencial. Por eso es posible que lleguen a olvidar el eslogan o cualquier información complementaria de tu negocio.

Pero con el logotipo eso no sucederá, porque está comprobado por científicos que las imágenes suelen calar mejor en la memoria.

Además, cuando las personas entren en contacto por primera vez contigo no verán tu tipografía o el eslogan. ¡La primera impresión se la lleva el logotipo!

Selecciona los símbolos adecuados, distribuye bien los espacios y asegúrate que el resultado final refleje la personalidad de tu negocio.

Eslogan

Se trata de una pequeña frase que represente a tu empresa. Debe ser el acompañante perfecto del nombre de tu marca…

Al momento de plantear un eslogan debes utilizar un lenguaje simple que pueda ser asimilado por todas las personas. Debe reflejar el objetivo de tu negocio y, además, ser divertido.

Seguro que al leer “Just do it” recuerdas de inmediato la marca Nike. ¡De eso se trata! Ellos logran transmitir la voracidad de su empresa con tan solo tres palabras. ¡Tú puedes hacer lo mismo!

 

Tipografía

Hace referencia al estilo de las letras que usarás tanto en tu logotipo como en tu eslogan. Aunque también, puede extenderse a otras áreas. Un buen ejemplo son los títulos de los menús de un restaurante.

Tu tipografía debe tener personalidad por lo que debes evitar a toda costa las letras genéricas que todos conocen. ¡Nada de Arial o Times New Roman!

Debes cuidar que sea legible tanto en formato digital como impreso. Un diseñador gráfico también te puede echar una mano durante esta etapa.

 

¿Cuáles son las características de una imagen corporativa que destaque?

Una buena imagen corporativa tiene características muy reconocibles. En primer lugar, debe ser auténtica, es decir, ¡nada de copias!

También es preciso que refleje tu personalidad porque, después de todo, es la imagen de tu empresa. Si no sientes apego con ella, estará destinada al fracaso.

Y por último, debe ser perdurable en el tiempo. Debe resistir todos los años de operación de tu emprendimiento.

¡Una vez explicado esto es momento de que pongas manos a la obra y desarrolles tu propia imagen corporativa! Tu negocio te lo agradecerá.

 


Si quieres saber más sobre todo lo necesario para que tu negocio cale en la mente de los clientes, visita nuestro blog. ¡Tenemos muchos temas que te serán de gran utilidad!

Pero ahora es tu turno de opinar. Cuéntanos: ¿Qué características incluirías en tu imagen corporativa? Estaremos atentos a tus respuestas. ¡Gracias por leernos!

 

Haz que destaque tu imagen corporativa con Pull Comunicación

 

Valora este post
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Si esto te ha interesado quizás te interesen estos artículos relacionados

Marketing directo: crea tu campaña publicitaria

Ayuda a tu marca con una buena imagen corporativa

Campañas de Marketing Integrado, ¿has oído hablar de ellas?