Timing empresarial: qué es y como planificarlo

Marketing
25 de junio, 2021 Marketing

Crear un timing empresarial es muy importante a la hora de desarrollar un proyecto o cualquier actividad empresarial y acción programada. Esto nos ayudará a que todo salga en el tiempo que hayamos establecido y sin ningún retraso.

En este artículo te contamos qué es y todas las cosas que hay que hacer durante los meses previos, dividido por meses o semanas.

Conoce más novedades en nuestro blog

 

¿Qué es el timing empresarial?

El timing significa establecer un horario, organizar y desarrollar una serie de actividades dentro de un tiempo establecido para la planificación temporal de una campaña o proyecto empresarial.

En él puedes planificar cual es el momento perfecto para realizar y desarrollar una idea, actividad o proyecto con éxito. Siendo una herramienta muy útil para que no se nos escape ninguna parte del proyecto o actividad que estamos realizando.

 

La importancia de la planificación del tiempo en tu negocio

Sabemos que cada día es diferente, pero las horas se acumulan y es por eso que, para que nuestra actividad o proyecto tenga éxito, es importante planificarlo, tanto las partes que tengamos que realizar como el tiempo que vayamos a dedicar a cada etapa, como es la fase de preparación, investigación, desarrollo, revisión y el lanzamiento final.

Para realizar un buen timing, hay que tener en cuenta una serie de acciones. Pero ojo, antes de crearlo, tenemos que tener en cuenta varios factores importantes:

  • Tener clara la misión de la empresa.
  • Establecer los objetivos y metas a lograr en el proyecto o actividad de la empresa.
  • Crear el presupuesto que se vaya a invertir en él.
  • Determinar las acciones necesarias para lograr los objetivos que nos hemos establecidos y los recursos que necesitamos para su desarrollo.

Una vez establecidos los puntos anteriores, pasamos a la organización del timing empresarial:

  • Descomponer en diferentes tareas la actividad o proyecto empresarial, para que sea más sencillo y rápido de realizar.
  • Definir la delegación de cada tarea.
  • Cada actividad debe de contar con un tiempo definido para su eficaz realización. Además de, fijar una fecha de inicio y de finalización.
  • Considerar los riesgos que puedan perjudicar el desarrollo del proyecto empresarial.
  • Cada una de las tareas de la actividad o proyecto empresarial debe de estar asignada a un responsable que se encargará de todo el desarrollo de su tarea asignada.
  • Es importante fijar un objetivo final para cada tarea que se programe para alcanzar el mejor resultado posible.

Debemos ser realistas y no poner fechas ni horarios de creación y realización imposibles. Ya que, fijar un horario que no se pueda hacer sería no cumplir las expectativas establecidas. Es aconsejable poner tiempos claros y realistas para la realización y entrega final de la actividad o proyecto.

Una vez definidas todas las acciones que se llevarán a cabo, es hora de programar todo su desarrollo en el tiempo y establecer la duración de ellas. Es por eso que nos hacemos la siguiente pregunta:

 

¿Cómo debe ser la planificación?

Nuestro timing debe de estar planificado y compuesto por diferentes fases para su éxito, ya que es la base de toda nuestra actividad o proyecto empresarial. Una buena gestión del tiempo equivale a obtener unos resultados y desarrollo de la actividad o proyecto empresarial excelentes y con muy buenos resultados finales.

  1. Primero, debemos identificar las actividades del proyecto empresarial. Con todo ello planteado, podremos llevar a cabo los objetivos que nos hemos propuesto. Además, estimaremos el tiempo que se emplea en cada una de ellas.
  2. En esta segunda fase, identificamos y documentamos las tareas y actividades que forman el proyecto. De esta manera, todas las actividades estarán conectadas entre sí.
  3. Tercero, debemos de aproximarnos a la cantidad y tipo de recursos que necesitaremos para llevar a cabo todas las tareas.
  4. Debemos estimar la duración de las actividades planificadas, en función de los recursos, puede modificarse. Analiza cuántos días te llevará realizar todas las actividades. Esta es una de las fases más importantes ya que afectará al cálculo final, tanto para la planificación, como para los costes finales.
  5. Ya es hora de crear un cronograma definido con todas las fechas planificadas para realizar las actividades y tareas del proyecto. En este documento se especifican las fechas de inicio y fin de ejecución de todas las tareas propuestas.
  6. Por último, realizaremos un control del cronograma, en el que llevaremos a cabo el seguimiento de toda la actividad o proyecto empresarial.

 

En todo el proceso de creación del timing, es importante evitar la improvisación. Se pueden realizar aplazamientos y cambios si fuese necesario y hacer más efectivos los plazos de entrega de la actividad o proyecto de empresa. Por eso, es importante tener una buena organización para que no haya ningún problema.

Una buena estrategia de timing permitirá que tu proyecto empresarial sea perfecto ya que organizará tu negocio, con un buen rendimiento y el presupuesto no crecerá si no es necesario, evitando así imprevistos y pérdidas.

Conoce más novedades en nuestro blog

 

Valora este post
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Si esto te ha interesado quizás te interesen estos artículos relacionados

¿Seguro, sabes el poder del marketing?

Redes sociales y cómo exprimirlas al máximo

10 Spot televisivos más famosos de la historia