Cómo utilizar el lenguaje inclusivo para tus redes sociales o red corporativa

Actualidad
18 de abril, 2023 Actualidad

Continúa siendo objeto de debate, pero a estas alturas es inevitable que tanto las redes sociales o una red corporativa lo tomen en cuenta: el lenguaje inclusivo es fundamental para que todos, absolutamente todos los usuarios sientan plena identificación con tus contenidos.

Evitando el uso de palabras o de formas que podrían resultar excluyentes de colectivos sociales o géneros, se puede lograr una vía de comunicación más cercana, para consolidar una cantidad de seguidores o una sólida imagen de marca que respete la diversidad, los valores de cada segmento y los compromisos sociales de una empresa o marca.

Identificación del género

En español, gramaticalmente manifestamos el género a través de sustantivos, adjetivos, nombres, pronombres y determinantes. Cuando hablamos de redes sociales o de una red corporativa, la tendencia actual es comunicarse evitando especificar el género de las palabras. El objetivo es no dejar ningún género por fuera.

Esto se debe a que tradicionalmente nos hemos acostumbrado a priorizar el género gramatical masculino por encima del femenino. La identificación del concepto del género se ha convertido en un tema esencial en la lengua española. 

En este contexto, muchos se preguntan si utilizar o no el lenguaje inclusivo tanto en una red corporativa, como en redes sociales.

¿Por qué ocurre?

Si las palabras siempre tienen enorme importancia, sucede aún más en las redes sociales de empresas y personas. Esto se ha transformado en una nueva exigencia de comunicación que paulatinamente ha sido integrada a muchas organizaciones.

Hoy en día, quienes tienen presencia en Internet deben ser capaces de atender esta forma de comunicación más allá de si representa un aprieto lingüístico o iconográfico, para decidirse sabiamente por un uso no sexista del lenguaje.

Es así como, actualmente, gran cantidad de empresas comienzan  a revisar sus principales soportes y los mensajes difundidos en su comunicación externa, para no comprometer su imagen pública. Esta revisión abarca desde la web corporativa y las redes sociales, hasta las newsletters, el blog empresarial, los boletines informativos digitales, los anuncios publicitarios, e incluso las ruedas de prensa.

Del mismo modo, la verificación incluye cualquier tipo de folletos informativos, los materiales divulgados en artículos de revistas, así como en materiales didácticos, informes, guías metodológicas, manuales y hasta las carteleras internas.

Y eso no es todo, porque la eliminación de los usos sexistas en las corporaciones también ha derivado en la supervisión de otros aspectos; sus mensajes internos, comunicados o boletines, convocatorias y, desde luego, la propia Intranet.

De hecho, el uso de este lenguaje demuestra la preocupación social y el respeto a la igualdad que tiene una organización, y es la razón por la cual se logra mantener una imagen coherente con principios como la igualdad de oportunidades.

Esto significa que las empresas han ido adaptándose a las necesidades de nuevos productos y servicios entre segmentos específicos de público con contenidos que transmitan inclusión y diversidad.

El lenguaje inclusivo en el mundo digital

Los beneficios del lenguaje inclusivo

Emplear el lenguaje inclusivo tanto en una red corporativa como en las redes sociales te permite no sólo aportar información relevante sino ofrecer valores positivos. Por ello, obtienes muchos beneficios entre los que destacan:

  • Al transmitir y reflejar valores positivos sobre igualdad de género logras consolidar seguidores fieles a tu marca o empresa
  • El público más joven verá tus contenidos como un referente y conectará mejor con tus propuestas
  • La fidelización de usuarios es más factible al sentirse representados e identificados, lo que permite una mejor conexión con los valores de la marca
  • La eliminación de los usos sexistas igualmente logra la humanización de una marca. Gracias a esto, tu contenido relevante puede vigorizar una comunidad que se siente incluida y segura
  • Utilizar este lenguaje demuestra que respetas la diversidad y tu compromiso con los movimientos sociales existentes en la actualidad
  • Todavía no son tantas las empresas o marcas que utilizan este lenguaje de manera acertada. Por tanto, tus diversos contenidos destacarán del resto.

¿Cómo podemos implementarlo?

Para instrumentar este lenguaje debidamente, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Es fundamental el empleo de alguna de las formas existentes. Por ejemplo, la duplicación de género. En lugar de decir “participarán todos”, decir “participarán todos y todas”. 
  • El tono del contenido debe escogerse cuidadosamente cuando deseas transmitir valores.
  • Asimismo, al momento de responder a algún usuario, es importante no asumir ni su género ni su identidad. Lo aconsejable es usar el nombre con el que ha identificado su cuenta.
  • Debes supervisar los comentarios que los usuarios hayan dejado para eliminar mensajes de orientación racista o sexista.
  • Hay que evitar el manejo de emojis que se refieren a géneros o grupos étnicos determinados.

Influencia en las percepciones

Si el contenido que generas en redes sociales o en una red corporativa desea realmente expresar tu fe en el avance de una igualdad auténtica, el uso de un lenguaje no sexista es indispensable. Tal como se ha establecido en diversas legislaciones tanto comunitarias y locales, como autonómicas y estatales.

Más allá de si es políticamente correcto o no, el asunto es que posee una fuerte influencia en las percepciones de un público objetivo, así como, en su comportamiento y sus acciones. Sencillamente, la utilización del lenguaje inclusivo es una muestra de apoyo decidido a la igualdad de género.


Con Pull Comunicación tu estrategia de marketing emplea adecuadamente todas las formas existentes del lenguaje inclusivo para transmitir y expresar valores positivos sobre la igualdad de género, lo que va a fortalecer un cúmulo de seguidores fieles en cualquier plataforma.

Además, te ofrecemos un análisis estadístico de los resultados de la estrategia, un recurso mediante el cual sabremos si todas las acciones desarrolladas logran los objetivos trazados o si se requieren ajustes al comunicar un tema tan sensible.

Valora este post
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Si esto te ha interesado quizás te interesen estos artículos relacionados

Marketing sensorial: Qué es, tipos y ventajas

Estás son las tendencias en redes sociales para 2023

Teletrabajo, una realidad para las empresas

Deja un comentario